Lanzarote con niños

Acudir a Lanzarote con niños es una buena idea. Además de las actividades habituales en el mar y la playa, la isla cuenta con entretenimiento variado. Hay lugares de ocio muy variado específico para niños. También hay enclaves naturales cuya espectacularidad o aspecto original los hacen especialmente indicados para el disfrute de los más pequeños. Veamos alguno de estos lugares.

Diversión en un parque acuático

Además de las numerosas playas, Lanzarote cuenta con algunos espacios de entretenimiento donde el agua es la protagonista.

Uno de ellos es el parque acuático Aquapark, situado en Costa Teguise, una urbanización perteneciente al municipio de Teguise. Puede llegarse en coche y los visitantes cuentan con aparcamiento gratuito. El parque también dispone de un servicio privado de autobuses que realiza la recogida de pasajeros en distintos puntos de Lanzarote. También hay líneas de autobuses con paradas próximas al parque (líneas 01, 03 y 25). El precio de la entrada es de 22,50 para los adultos y de 10 euros para los niños de 10 a 12 años.
Este parque, además de contar con las habituales atracciones de este tipo de lugares, tiene un espacio multiaventura y otro de paintball. Pasar un día en un sitio como Aquapark es garantía de diversión para los niños.

Lanzarote cuenta también con el parque acuático Relaxia. Está situado en la población de Playa Blanca, al sur de Lanzarote. Está abierto todo el año a partir de las 10 de la mañana. Además del acceso en coche, se puede llegar en el autobús del parque, que realiza las recogidas los lunes, miércoles y viernes en Puerto del Carmen y en Costa Teguise. Este parque cuenta con las instalaciones habituales de los parques acuáticos y permite la diversión de niños de todas las edades, incluidos los más pequeños.

Booking.com

Museo de la Piratería en el Castillo de Guanapay

Museo de la Piratería

El municipio de Teguise tiene un antiguo castillo que data del siglo XV. Es el castillo de Santa Bárbara o Castillo de Guanapay, cuyo nombre se debe a que está situado sobre la Montaña de Guanapay. Desde el año 1991 acoge el Museo del Emigrante Canario y posteriormente, en 2011, pasó a convertirse en el Museo de la Piratería.

Dada la ubicación de las islas Canarias en la ruta hacia El Caribe, muchos piratas famosos de aquéllos tiempos tenían en Lanzarote uno de los lugares de paso para sus travesías. De este modo, el museo proporciona información de la actividad pirata que tenía lugar en Lanzarote. Además, con esta visita se pueden descubrir detalles de la vida y hazañas de los piratas internacionales más famosos.

Visitar este museo es garantía de diversión. Además del el interés que la piratería suele despertar en los más pequeños, el museo organiza actividades específicas para que los niños disfruten al máximo con la visita. Igualmente, si queremos ir introduciendo a los niños en el tema de la piratería, la página del museo contiene pequeñas reseñas sobre algunos de los piratas de los que se habla en la exposición.

Al finalizar la exposición podremos subir a lo alto del castillo a contemplar unas bonitas vistas, tanto de Lanzarote como de los islotes del Archipiélago Chinijo. El museo abre todos los días de 10 a 14 horas. El precio de la entrada es de 3 euros, con tarifa reducida para los residentes canarios.

Diversión sobre ruedas

Diversión sobre ruedas

Una actividad muy divertida para los niños es conducir un coche como si fueran auténticos profesionales. Lanzarote cuenta con un espacio de karts, situado en Puerto del Carmen, población perteneciente al municipio de Tías. Este espacio se llama Gran Karting Club de Lanzarote y es considerado uno de los mejores de Europa. Además de ser bastante grande, cuenta con karts y pistas diseñadas para distintas edades y también tienen una divertida zona infantil.

El acceso a este lugar de entretenimiento es sencillo; está situado en el kilómetro 7 de la Carretera de las Playas LZ-2. El precio varía en función de la pista, entre 3 y 15 euros.

Pardelas Park: un centro de recreo con animales de granja

Pardelas Park

Si buscas un lugar con actividades variadas y organizadas para niños, este es un lugar bastante interesante. Pardelas Park es un centro de recreo situado junto al pueblo de Orzola, en el municipio de Haría.

Además de zonas de juego infantiles, tiene animales de granja a los cuales está permitido darles comida (solo la que ofrece el propio parque). Dispone de un taller de alfarería y se organizan paseos en burra por la granja.
Este centro de ocio está abierto de 10 de la mañana a 18 de la tarde en otoño e invierno. Durante la primavera y el verano el horario de tarde se extiende hasta las 19 horas. El precio de la entrada es de 4,50 euros para los adultos y de 3,50 para los niños. El paseo en burra tiene un coste adicional de 3,50 euros.

Belleza natural en Lanzarote

Si queremos realizar actividades relacionadas con la naturaleza, Lanzarote es un lugar con muchas opciones. Si vamos con niños hay algunos lugares que pueden gustarles mucho, dada la espectacularidad de su colorido.

La Cueva de los Verdes y los Jameos del Agua son dos formaciones subterráneas del llamado Túnel de la Atlántida. Se formaron a raíz del rápido enfriamiento de la lava producida por volcanes próximos. Están situados al norte de Lanzarote, en el municipio de Haría. Entre un lugar y otro hay una distancia de unos 800 metros, por lo que es recomendable visitarlos el mismo día. La Cueva de los Verdes es un lugar divertido para los niños tanto por los colores de sus galerías como por el propio misterio que suele entrañar un lugar como este. En cuanto a los Jameos del Agua, también es un lugar que puede sorprender a los más pequeños y en la visita es posible toparse con un ejemplar de cangrejo ciego, que es una especie endémica de color blanco y que les llamará mucho la atención.La entrada de cada uno de estos lugares es de 9 euros para los adultos. La tarifa infantil (de 7 a 12 años) es de 4,50 euros. Los vecinos de Canarias cuentan con precios reducidos.

Cueva de los Verdes

El Charco de Los Clicos recibe también el nombre de Charco Verde o Laguna de los Clicos. Está situado en el municipio de Yaiza, en el centro-sur de Lanzarote. Es un lugar muy llamativo con una masa de agua de sorprendente color verde, que llamará mucho la atención de los niños. Al estar situado sobre arena volcánica oscura, produce un llamativo contraste de colores.
Para llegar a este lugar hay que dejar el coche aparcado en la población de El Golfo y caminar después unos 100 metros. Esta visita tiene el aliciente de que es gratuita. Su proximidad con el Parque Natural del Timanfaya permite combinar organizar ambas actividades para una misma jornada.

Charco de los Clicos

Comparte en las redes socialesTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0
(4.7/5) de 3 votos.