Tanto si diriges un hotel y quieres analizar el desempeño laboral de los empleados como si estás buscando las mejores estrategias en desempeño laboral del momento, a continuación te contamos lo que necesitas aprender. Nuestros expertos han recopilado los principales indicadores a tener en cuenta para evaluar el desempeño de los empleados de un hotel.

Indicadores clave para evaluar el desempeño de los empleados de un hotel

En primer lugar debes saber lo que son los indicadores de desempeño laboral. Se trata de diferentes claves que pueden utilizarse para medir el rendimiento de los empleados. Con los resultados obtenidos es posible cuantificar el rendimiento de los empleados revisando su nivel de productividad y la calidad de su trabajo. El desempeño laboral de los empleados en cualquier empresa es un factor que debe monitorizarse y tenerse en cuenta para poder mejorar los procesos deficientes en la empresa y ayudar a los trabajadores a sacar su máximo potencial, pero en el caso de los empleados de un hotel, que suelen tener contacto directo con los clientes en la mayoría de casos, es clave para conseguir que todos los servicios funcionen de manera perfecta en el hotel.

Unos indicadores interesantes son los indicadores financieros. Como el desempeño de los empleados del hotel tiene un impacto directo en el buen funcionamiento de la empresa, es posible implementar indicadores que permiten medir estos aspectos. Hablamos por ejemplo de controlar el retorno de la inversión en el empleado, los ingresos directos conseguido por cada empleado o el crecimiento de los ingresos.

Por otro lado encontramos indicadores relacionados directamente con el trabajo. Son indicadores pensados para medir tanto la calidad como la cantidad de trabajo que realiza cada empleado en un determinado período de tiempo. Con esta estrategia es posible controlar todo tipo de actividades que lleven a cabo los empleados en el hotel. De esta manera se pueden controlar las ventas, las utilidades que produce cada empleado, revisar el tiempo de trabajo o de servicio y controlar directamente la asistencia de los empleados. Para aplicar este tipo de indicadores y analizar el desempeño de los empleados de un hotel de forma eficiente puede ser interesante apoyarse en algún tipo de software o herramienta digital que nos permita monitorizar todo el proceso y controlar de forma eficiente el progreso de los trabajadores. En bizneo.com/evaluacion-del-desempeno/ puedes encontrar muchos más datos y herramientas interesantes que te ayudarán a evaluar el desempeño de los empleados de un hotel de forma profesional.

Del mismo modo, encontramos los indicadores relacionados con la satisfacción de los clientes. Son indicadores pensados para medir el desempeño de los trabajadores teniendo en cuenta la percepción que los clientes tienen de su servicio.

Los indicadores de productividad, por su parte, sirven para medir de forma directa la productividad de cada empleado. Estos indicadores sirven para ajustar los recursos de la empresa, medir la eficiencia de todos los procesos e implementar las estrategias más adecuadas para una correcta gestión del hotel. La productividad puede calcularse teniendo en cuenta el beneficio obtenido entre todos los empleados, los ingresos por empleado, el tiempo medio que tardan en realizar cada tarea y las horas extra que realizan en el hotel.

Encontramos también los indicadores de calidad. Estos indicadores, por contra a los de productividad, que se utilizan para saber cuánto trabaja un empleado, sirven para saber cómo trabaja un empleado, cuáles son los resultados de sus tareas. Para medirlos puede tenerse en cuenta por ejemplo el número de errores cometidos por cada empleado, así como también su rendimiento y la cantidad de tareas terminadas con diligencia en un período de tiempo acotado.

Muy relacionados con los anteriores encontramos también los indicadores de eficacia, que resultan algo más complicados de medir. Podemos decir que un trabajador es eficaz si cumple con las tareas que le han sido encomendadas. De esta forma, para evaluar en este punto a los empleados se puede realizar un feedback 360 o 180 grados. El primero se basa en conseguir la evaluación de un empleado por parte de sus compañeros, de sus responsables, de los clientes y de los proveedores del hotel. Las personas con las que se relaciona todos los días en el trabajo. Una forma de puntuar su trabajo de forma sencilla es pedir que los evalúen del 1 al 10 para poder conseguir una media en números.

Por su parte, el feedback 180 grados es bastante más simple, porque se basa en contrastar las opiniones del resto de los empleados y de sus superiores sobre un trabajador, aunque no es un indicador tan completo como el feedback 360 grados.

Encontramos también los indicadores de formación. Si en el hotel se están realizando programas de capacitación es importante revisar cómo los empleados se están beneficiando de estos cursos. De esta manera, algunos indicadores interesantes serían el utilizar sistemas de evaluación o revisar si los trabajadores están cumpliendo con los calendarios de actividades previstos en cada curso.

Por último, otro de los principales indicadores para evaluar el desempeño de los empleados de un hotel es la evaluación de los objetivos logrados. Resulta clave que todos los empleados del hotel conozcan sus objetivos, siendo éstos realistas y alcanzables en un período de tiempo concreto. De estas manera será mucho más sencillo poder monitorizar su progreso y valorar si están trabajando de forma eficiente para alcanzarlos, o si por el contrario se debería implementar otro tipo de estrategias o cambiar las dinámicas en el hotel para que la gestión fuera mucho más eficiente y los empleados pudieran trabajar de forma más diligente y alcanzar todos sus objetivos de manera sencilla.

Comparte en las redes socialesTweet about this on TwitterShare on Facebook0Pin on Pinterest0
(0/5) de 0 votos.